14 oct. 2010

Proyecto 11, Montserrat: ¿Un fracaso?

Nunca podremos decir que es un fracaso, puesto que hemos afianzado nuestro equipo, encontramos a buena gente y pasamos un gran día en esa maravillosa montaña.
El día despertaba soleado, engañándonos una vez más.......

Nuestro viaje comenzó sobre las nueve de la mañana del día 11 de octubre, partimos hacia Montserrat con unas ganas que superaban con creces a las que creíamos tener.
No sin algún percance, llegamos hasta al monasterio de Montserrat ,la lluvia arreciaba en el camino y allí decidimos reponer un poco las fuerzas y nos dispusimos a nuestro primer alimento del día, aprovechando que las nubes nos daban un respiro.Visitamos los alrededores del monasterio admirando la majestuosidad de las montañas y el monasterio en si.
Alrededor de las 13:00 horas parte del equipo y sus acompañantes de adentraron en el monasterio para escuchar los cantos que se suceden dos veces al día.
Sobre las 14:00 horas decidimos emprender una de las rutas que recorren las montañas, decidiendo, sin saberlo, la ruta adecuada nos dirigimos hacia un refugio cercano por el cual se accedía por un camino aledaño al principal de la ruta.
No supimos la suerte que habíamos tenido al escoger el camino del refugio hasta que empezó a llover con más intensidad por lo que decidimos refugiarnos en el refugio, valga la redundancia.
Allí pasamos el tiempo como pudimos a pesar de la tormenta con buen humor y con mejores alimentos, poco después conocimos a Santi (saludos!) con el cual tuvimos una buena conversación en la que todos aprendimos cosas, sin olvidar a Pingu, el simpático perro que también vigilaba el refugio.
El tiempo pasaba y la lluvia hacia amagos de parar, pero solo eran eso, amagos....
Aunque la compañía era grata, el tiempo pasaba y optamos por escoger el momento en el que la lluvia era más débil para comenzar la bajada de nuevo al monasterio pues la tormenta junto a la hora, haría que el camino se oscureciera por momentos y la bajada no era precisamente un camino de rosas, eran unas precarias escaleras seguramente construidas hace mucho tiempo, no eran muy seguras y si a eso le sumamos lo resbaladizo del terreno resultaba un camino difícil de recorrer.
El reloj parecia correr más que nosotros y se nos echaba la noche encima, decidimos volver al vehículo y dentro de el decidimos cenar y hacer un poco de tiempo hasta que llegara la hora decidida.
Mientras decidimos grabar alguna intro en los alrededores del monasterio en el cual conocimos a una persona que trabajaba en el lugar , esa persona que mantendremos en el anonimato, nos comento varias cosas en las que debemos de investigar , por que ya adelanto que son muy interesantes pero deben de tener una mínima investigación previa, también nos informó de lo deteriorada que el encontraba a la montaña relatándonos varios corrimientos de tierra y de lo inestable del terreno.

La carretera que conducía al lugar de reunión, estuvo cortada todo el día debido a los corrimientos de tierra que se habían sucedido en los días anteriores y en ese mismo día, pero por suerte para nosotros, la carretera se abrió alrededor de las 21:00 horas.
La lluvia seguía arreciando y el camino desde el monasterio hasta el lugar de encuentro no fue un camino fácil, por una carretera que serpenteaba alrededor de la montaña por la cual discurría una niebla espesa fuimos oteando la carretera a ver si dábamos con el punto concreto.Hacia las 22:40 de la noche encontramos un tramo en la carretera en la que parecía haber una pequeña zona de arena en la cual habían dos coches, preguntamos a los tripulantes del vehículo si sabían donde se situaba el punto de encuentro, ellos amablemente nos indicaron que estabamos justamente en el.
Ya en el punto de encuentro nos dispusimos a esperar pacientemente la hora del encuentro , la lluvia y la niebla no dejaban de hacer acto de presencia y dificultaba muchísimo una labor de campo como la que pretendíamos hacer.
Esperando pacientemente, pudimos observar como la gente, a pesar del mal tiempo y de la niebla no dejaban de aparecer coches, a veces con cuentagotas o a veces en grupo, cerca de las 00:00 de la noche habían alrededor de unos 30 coches en el pequeño arenal que se situaba a un lado de la carretera, los coches se amontonaban e incluso había coches que muy imprudentemente se situaban aparcados en la misma curva en la que estábamos situados y sin las luces de emergencia ni nada que les pudiera servir para ser vistos, pudiendo provocar un accidente no deseado.También había gente que parecía que no se tomara mucho en serio el asunto poniendo sus radios a todo volumen y rompiendo el sonido de la noche y de la dichosa lluvia.
Esperando pacientemente a ver si podíamos lograr una entrevista con el señor Grifol, nos pusimos a merced de la lluvia y del frío y nos dedicamos a recorrer la pequeña esplanada , allí conocimos a Jose (saludos!) con el cual también tuvimos unas buenas conversaciones en el que pudimos abrir un poco más nuestra mente.
Pasaron ya varios minutos de las 00:00 horas, hora oficial del encuentro de gente, pero ya la gente debido a las inclemencias del tiempo y de la ausencia del señor Grifol, la gente empezó a abandonar la zona inmediatamente.

Llegadas las 00:30 ya no quedaba nadie en el lugar, la niebla seguía haciendo acto de presencia al igual que la lluvia incesante , por lo cual con mucha pena decidimos dar por concluida nuestra estancia en la montaña mágica .
No nos vamos de vacío , nos llevamos una gran experiencia y un pequeño resfriado, también apenados por no haber tenido ningún avistamiento, pero no solo fue eso lo que no vimos, el camino de vuelta se hizo muy difícil por la densa niebla que poblaba esas carreteras llenas de curvas cerradas y con barro en la calzada,pero la niebla fue desapareciendo a medida que íbamos descendiendo la montaña, después solo lluvia.....
llegamos con nuestros cuadernos casi vacíos pero con una gran alegría al contemplar el gran día que habíamos pasado todos juntos y sin ningún percance.
No nos cabe la menor duda que repetiremos la experiencia de volver a esa montaña que nos ha cautivado y también repitiendo el día 11 , en el cual esperamos que el cielo se nos presente despejado y con unas buenas vistas.
Esta ha sido la primera incursión de Carbono14.net en el terreno fuera de nuestros ordenadores y para nosotros, a pesar de no encontrar todo lo que buscábamos.....ha sido todo un exito personal
Esperamos con gran ilusión nuestro próximo desplazamiento al cual aún debemos decidir y encontrar el momento en el que nuestros trabajos nos permitan hacerlo, si no es así, ya lo buscaremos como sea
Hasta pronto


El equipo de carbono14

7 comentarios:

  1. Yo tambien fui hace un tiempo a montserrat,y si estubimos con el famoso grifol,yo no es que crea pero no descarto nada,y la verdad estaba bastante lleno de seguidores suyos(40 o 50),pero,por otro lado tambien mucha gentuza haciendo botellon,rompiendo todo la magia y ambiente,el sitio mola bastante estar a lo pies montserrat una montaña imponente,llena de misterios,magia y secretos...esa montaña te atrapa.

    ResponderEliminar
  2. Siento lo del resfriado, pero lo que es malo para el cuerpo, lo es bueno para el alma, me alegre de encontrar gente buena como vosotros esa noche y estoy seguro que dareis buenos frutos, como seguro que volvemos a cruzarnos de nuevo, asi pues hasta la vista.

    Jose Roca.

    ResponderEliminar
  3. Encantados de volver a encontrarnos! la verdad es que el resfriado aún nos dura, pero eso no significa que no tengamos ganas de salir de nuevo a terreno abierto, saludos Jose a ver si volvemos a encontrarnos

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve por segunda vez éste 11 de diciembre y me llevé un pequeño chasco al ver que el señor Grífol pretendía colar estrellas fugaces por ovnis a los que allí estavamos, que no éramos pocos. Señor Grífol, usted diga lo que quiera. No dudo que pueda haver visto ovnis o incluso contactado con extraterrestres. Pero lo que yo y decenas de personas vimos el 11 de diciembre eran estrellas fugaces, preciosas, pero sólo éso. No nos venda motos...

    ResponderEliminar
  5. Hola Obi Joan Kenobi, te agradecemos el tiempo prestado en poner tu opinión en nuestra página. Seguro que O.V.N.I.s o no, pudiste pasar una gran noche estrellada en Montserrat, esa montaña mágica que tan buenos recuerdos nos trae.
    La opinión sobre Grífol, entendemos que es una opinion personal. Nosotros no podemos opinar, ni sobre el señor Grífol ni sobre los avistamiantos, puesto que la niebla nos impidió divisar incluso la Luna...


    Carbono14.net

    ResponderEliminar
  6. saludos de santy desde montserrat...venir un dia y hablamos..que ideas y ganas ahi...os espero..

    ResponderEliminar
  7. santy!!!
    si eres quien creemos que eres, no dudes que volveremos a encontrarnos SEGURO , esa montaña está en nuestras conversaciones en infinidad de ocasiones, si quieres envianos un privado con el telefono y así aseguramos la jugada.
    Saludos !!!!

    ResponderEliminar