15 feb. 2011

Experiencias personales: La Ouija



Buenas Carbono 14¡ Soy RottenMind (Edgar).




Mi experiencia paso hace ya 4 años en Madrid, un amigo y yo, fuimos a un apartamento que estaba de mudanzas que nos prestó una amiga de su madre. Antes de irnos decidimos comprar una ouija de cartón pluma, ya que de madera no encontramos, y la de papel.. la teníamos demasiado vista. Quisimos hacerlo bien.
Bueno la tercera noche, decidimos ponernos a ello. Empezamos como todas las veces que la habíamos echo (que nunca pasaba nada) con el cachondeo.. De apoyo teníamos una maderita con un agujero redondo en medio para leer las letras, Mikel, mi compañero, tenía en la mano un boli y una libreta para apuntar las letras y luego leer mejor. Al principio, como siempre.. no ocurría nada, se movía pero por el propio temblor de nuestras manos... De golpe a las 23:46 (lo recuerdo porque acababa de mirar la hora) empezó a moverse.. de un lado para otro.. nos reíamos, porque pensábamos que era el otro quien lo hacia.. pero pronto descubriríamos que no era así..
Empezó a escribir cosas sin ningún sentido.. GHSJS cosas sin importancia.. entonces.. escribió: Hola, Pipo.. A Mikel le cambió la cara de golpe, (su padre murió cuando hacia 13 años y era el mote que usaba cuando era pequeño, yo no lo sabia). Nos dijo que era su padre, que quería hablar con el para decirle lo orgulloso que estaba de como había crecido.. Mikel me hizo prometerle que yo no lo movía, y por la cara de susto y el llanto de Mikel, yo sabía que él tampoco era.. Entonces Mikel quitó la mano e hizo preguntas que yo era imposible que supiera. El nombre de su abuela del pueblo.. ISABEL. Y Mikel se puso a llorar mas aún. Vimos que aquello se nos estaba escapando de las manos, nos asustamos muchisimo, era la primera que aquello parecía ir en serio, así que fuimos al portátil para buscar, como se para una ouija. A esto que mientras mirábamos por el ordenador, una bombilla explotó. Nos abrazamos super fuerte y fuimos a ver que había pasado... Estaban todas las luces encendidas.. TODAS! pero la bombilla estaba rota en el suelo, pensamos que quizás había caído de una estantería o algo.. (siempre buscando la lógica). Entonces al volver al sofá, una figurita de un soldado de la primera guerra mundial, que nos aviamos fijado el primer día, que estaba en la estantería, ahora estaba sentada en el sofá. Aquí ya los 2 acojonadisisisimos perdidos, decidimos sentarnos.. relajarnos y buscar la manera de solucionarlo, ya que por Internet nos sugerían quemar la ouija y no nos atrevimos. Nos sentamos en el sofá y Mikel estuvo un rato quejando-se de un dolor punzante en la espalda, no le hicimos caso, asta que miré.. y tenia el boli con el que escribíamos enganchado a la camiseta clavando-se en la nuca. Yo por dar lógica le dije que me estaba vacilando e intente ponérselo yo mismo.. y fue imposible así que él, sin yo quitarle la vista de encima, ponérselo detrás habría sido imposible.. Seguimos allí pensando.. Hablando sobre lo que había pasado. Y a Mikel le entró hambre y fue a la cocina, cuando se levantó, debajo de su culo había un cuchillo, yo lo vi rápido y lo cogí sin que el  se diera cuenta, quería comprobar que no me estaba gastando una broma muy pesada.. Cuando volvió, ni siquiera miró hacia donde estaba sentado lo que me hizo pensar que él no sabía nada.. 10 minutos después, (yo esperando a que el sacara el tema) saqué el cuchillo, y gritó muchísimo:  EDGAR QUE HACES TÍO? y claro, yo le expliqué., y él se acojonó más. De repente se nos fue la luz, así ya Mikel y yo Llorando acojonados.. ese piso tan vació y las cosas que pasaban.. cuando llegamos al interruptor estaba enganchado con cinta aislante. ERA IMPOSIBLE que Mikel hubiera echo eso, ya que se habría parado cuando lo hizo, y no 15 minutos después. Luego no encontrábamos la maderita de la Ouija... asta el día siguiente.. que la vimos en el techo enganchada con cinta también.. Antes de ir a la cama, hicimos una foto para comprobar que al día siguiente todo seguía igual, y así fue.. pasamos 2 noches mas allí en las que no ocurrió nada mas, ni señales de nada.. Ésta anécdota Mikel y yo la recordamos como una muy muy mala experiencia, pero muy rica a la vez. Entiendo que la mayoría de la gente no nos cree. Pero él y yo fuimos los primeros en intentar razonar todo lo que nos había pasado, y no conseguimos darle explicación...







Gracias Carbono 14¡ RottenMind

4 comentarios:

  1. Sin duda nos recorren escalofríos al conocer tu experiencia que sin duda alguna sabemos que todas esas reacciones las podemos sufrir cualquiera de nosotros ante un suceso de tal magnitud.
    Sabemos que hay mucha gente cerrada de mente que no presta atención suficiente al mundo que le rodea, obviando con alevosía las pruebas que certifican la presencia de otras formas de vida.

    Estamos muy agradecidos de que compartas tu experiencia con todos nosotros, gracias RottenMind

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tener el valor de contarnos tu experiencia, espero que gracias a ti los lectores de esta página lo tengan en cuenta antes de tomarse como juego algo tan serio como puede llegar a ser hacer prácticas con la ouija. Espero que visto ya en el pasado podais ver lo bueno de vuestra experiencia y no os quedeis solo con el miedo que hayais podido sentir.

    ResponderEliminar
  3. No no, ara lo recordamos como una experiencia muy positiva, realmente nos sentimos, honrados por decirlo de alguna manera, de aver vivido esta experiencia. Eso si, no hay que jugar con lo que no se conoce. Ai q respetarlo muchisimo, y sobretodo, cuidarlo.

    ResponderEliminar
  4. Escalofriante relato. Que pena que no hicisteis un video.

    ResponderEliminar