12 abr. 2011

La Canción Húngara Del Suicidio

Con ese mal sobrenombre conocemos la canción de Gloomy sunday.....




Szomorú vasárnap o Gloomy Sunday es el título de una canción que según cuentan las leyendas urbanas fue una canción maldita , induciendo al suicidio a todo aquel que la escuchara. Lo mas lógico sería pensar que indujera al suicidio aquellas personas que estuvieran pasando por un bache emocional o que estuvieran directamente sumidos en una depresión sentimental.







Rezso Seress fue el compositor de la música y su compatriota Laszlo Javor el autor de la letra que adornaba esta melodía. Son diferentes las versiones que encontramos sobre el detonante de la composición de la obra, unos dicen que la letra la compuso tras encontrar una nota de su pareja antes de suicidarse en la que ponía Szomorú vasárnap , que es algo así como domingo triste, mientras que otros dicen que  fue un encargo de Rezso a Laszlo para que le compusiera la letra sobre una relación que mantenía Rezso con una mujer casada. Aparte de estas historias hay muchas más y solo sobre la composición de la obra.
Cuentan que mas de un centenar de muertes voluntarias (suicidios) estaban directamente relacionadas con el tema. Las leyendas dicen que aparecían pianistas muertos ante su instrumento aguanatndo con una mano una partitura de la cancion, personas que estaban escuchando el tema antes o después del suicidio y notas de suicidio con la letra de la canción.
La canción fue prohibida o obviada  en américa y europa, pero dicen que por su letra pesimista y poco comercial. Para mas inri , su autor, se suicidó...
Aqui os dejamos algunas versiones de la canción, pero desde carbono14 solo podemos decir que es una composición muy hermosa...

               .

                

Os dejamos una la letra de una versión en castellano del tema por Francisco Gorrindo.

"Triste domingo, con cien flores blancas" 
Y ornado el altar de mi loca ilusión 
Donde mi alma se ha ido a postrar 
Mientras mi boca llamándote está 
Muere en mi sueños ocasos de hastío 
Cansados de espera y de soledad 

¡Triste domingo! 

Tú no comprendes la angustia terrible 
De estar esperando, sin verte, llegar 
¡Vuelen tus pasos que debo marchar! 
No ves que muero con mi loco afán 
Quiero que seas la blanca y piadosa 
Mortaja que cubra mi hora final 

¡Triste destino! 

Querido 
Junto a mi ataúd que circundan muchas flores 
Aguarda mi confesión un sacerdote 
Y a él le digo. 
Lo quiero, lo espero. 

No temas nada si encuentras mis ojos 
Sin vida y abiertos y esperándote 
Tus manos son quien los deben cerrar 
Y acaso entonces yo habré muerto en paz 
Siento un doblar de campanas, que 
Lúgubremente sus voces me ordena marchar 

¡Triste domingo! 

¡Vuela mi vida tu paso querido 
Que llega la hora que debo partir! 
Quiero tenerte en mi viaje final 
Y algo me dice que no llegarás 
Triste domingo visítame amado 
Que ahora en mi tumba yo te he de esperar 

¡He de esperar! 





Fuentes:  I - II-III-IV-V-VI

No hay comentarios:

Publicar un comentario